motor sincrono

Motor trifásico síncrono.

Funcionan de forma muy similar a un alternador. Dentro de la familia de los motores síncronos debemos distinguir:

1. Los motores síncronos.
2. Los motores asíncronos sincronizados.
3. Los motores de imán permanente.


Los motores síncronos son llamados así, porque la velocidad del rotor y la velocidad del campo magnético del estartor son iguales.
Los motores síncronos se usan en máquinas grandes que tienen una carga variable y necesitan una velocidad constante.

Arranque de un motor trifásico síncrono.

Existen cuatro tipos de arranques diferentes para este tipo de motor:

1. Como un motor asíncrono.
2. Como un motor asíncrono, pero sincronizado.
3. Utilizando un motor secundario o auxiliar para el arranque.
4. Como un motor asíncrono, usando un tipo de arrollamiento diferente:
llevará unos anillos rozantes que conectarán la rueda polar del motor con el arrancador.

Frenado de un motor trifásico síncrono.

Por regla general, la velocidad deseada de este tipo de motor se realiza por medio de un reostato.
El motor síncrono cuando alcance el par crítico se detendrá, no siendo esta la forma más ortodoxa de hacerlo. El par crítico se alcanza cuando la carga asignada al motor supera al par del motor. Como comento, no es la forma apropiada para detener el motor, se estropea si abusamos de ello, porque se recalienta.
La mejor forma de hacerlo, es ir variando la carga hasta que la intensidad absorvida de la red sea la menor posible, entonces desconectaremos el motor.
Otra forma de hacerlo, y la más habitual, es regulando el reostato, con ello variamos la intensidad y podemos desconectar el motor sin ningún riesgo.